Meditar ¡Y nada más!

La siesta es una costumbre romana acertadamente respetuosa con la cronobiología humana. Yo soy una gran fan de la de 25 minutos por sus numerosas virtudes: previene el agotamiento físico y mental, reduce el estrés, favorece todos los procesos mentales, mejora la circulación sanguínea, etc. En contadas ocasiones pude darle la prioridad deseada, así que finalmente… Continúa leyendo Meditar ¡Y nada más!

A 12 pasos de la liberación emocional

En Internet hay suficiente información -y desinformación- como para que hayamos descubierto, aceptado e integrado que somos energía. Ya lo comentamos con total libertad, sin presumir de un doctorado en ciencias orientales y sin miedo a que nos condenen por brujería. Afortunadamente sabemos que podemos acceder a nuestro campo magnético para eliminar el malestar físico. ¿Para qué sirven las emociones?… Continúa leyendo A 12 pasos de la liberación emocional