Hierbas aromáticas, las 10 joyas de tu alacena

surtido de hierbas
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Recuerdo que cuando era niña mi madre preparaba infusiones para curarme el resfriado ¡Y es que los remedios caseros funcionan! La botica no tenía secretos para su abuela, ella sabía que todo lo que necesitaba estaba en el chinero de su cocina.

Hoy tampoco puede faltar en mi alacena una selección de plantas medicinales para aliviar síntomas y prevenir enfermedades. Me gusta tener a mano hierbas (de ellas se usan la hoja y la flor) y especias (de ellas se usan la semilla y la corteza). Las uso indistintamente de forma interna -para condimentar mis platos, en infusión, en extracto y como alimento- y también de forma tópica -en aceite, cataplasmas, ungüentos, baños y vapores-.

Plantas Medicinales y Curativas en la historia

Muy poco de lo que conocemos actualmente sobre las plantas medicinales es una novedad. De hecho, las antiguas civilizaciones atraídas por el aroma y las cualidades curativas de las hierbas aromáticas y las especias, crearon importantes redes comerciales en torno a ellas.

Muchas de estas plantas de uso milenario se han naturalizado bien al país de destino y las podemos encontrar en distintos lugares del planeta. Te recomiendo que adquieras preferiblemente hierbas de la flora autóctona porque la biodiversidad de la región donde vives te aportará las propiedades idóneas para ti.

Estas son las 10 hierbas aromáticas que tengo siempre en casa

Laurel. Es un perfecto tónico estomacal y estimula el flujo sanguíneo en el área de la pelvis y el útero.

Manzanilla. Calma espasmos, contracciones musculares y desórdenes nerviosos. Es un estimulante de la digestión y facilita la expulsión de los gases intestinales. Tiene propiedades antihistamínicas.

Menta. Facilita la digestión. Tiene propiedades expectorantes, antitusígenas y antisépticas. Es estimulante, diurética y tiene propiedades antiinflamatorias.

Orégano. Es una planta tónica con propiedades digestivas.

Perejil. Es estimulante y abre el apetito. Tiene propiedades diuréticas y estimula el flujo sanguíneo en el área de la pelvis y el útero.

Romero. Es estimulante y diurético. Calma espasmos y contracciones musculares. Facilita la expulsión de la bilis retenida en la vesícula biliar.

Salvia. Regulariza las funciones menstruales, es tónica y digestiva.

Stevia. Es un edulcorante apto para personas diabéticas. Tiene propiedades antibióticas, alivia la fatiga y facilita la digestión.

Té verde. Es estimulante, diurético, antioxidante y “quemagrasas”. Combate problemas buco-dentales y afecciones dérmicas.

Tomillo. Es una planta tónica y digestiva. Tiene propiedades antisépticas.

La hierba de San Juan es una planta conocida por sus propiedades antidepresivas y que, por su uso terapéutico, bien merece una entrada completa que estaré encantada de dedicársela próximamente.

Descarga este vademécum que contiene una relación de las hierbas aromáticas y especias que suelo usar. Te animo también a compartir aquí tus propios remedios caseros.

Y si quieres conocer más sobre las plantas medicinales hazte con “El Dioscórides Renovado” de Pío Font Quer

Aceites naturales, tu secreto de belleza y salud

Tiempo de Lectura: 4 minutos

¿Quieres conseguir una piel perfectamente hidratada? ¡No busques más! El secreto mejor guardado para tener un cutis perfecto es hidratar tu organismo debidamente desde el interior. Es tan sencillo como beber al menos 2 litros de líquido al día, así sea tomando agua, infusiones, zumos o caldos. No, el alcohol no puntúa, más bien resta.

Para cuidar tu piel de manera saludable, te sugiero complementar el hábito de ingerir suficiente líquido con otros gestos externos, como el uso de aceites naturales. Desde la Antigüedad los egipcios, chinos, hindúes, griegos y romanos utilizaron aceites esenciales en sus tratamientos medicinales y en la cosmética. También la Biblia cristiana menciona diversos usos de estos aceites.

Existen dos tipos de aceites, según su forma de uso

  1. Aceites portadores. Son los aceites que se utilizan como base para diluir los aceites esenciales: aceite de almendras dulces, de oliva, de semillas de frambuesa, de coco, de sésamo, de yoyoba o de argán.
  2. Aceites esenciales. Son las fragancias que se obtienen de ciertas raíces, maderas, resinas, hojas, flores, frutas y bayas: aceite de romero, de árbol de té, de lavanda, de menta, de limón, de geranio, de canela, de azahar, etc.

Formas de uso de los aceites naturales

  • Masaje facial: diluye 7 gotas de aceite esencial en 50 ml de aceite base;
  • Masaje muscular: diluye 28 gotas de aceite esencial en 50 ml de aceite base;
  • Enjuages bucales: echa 5 gotas de aceite esencial en 1 vaso de agua, mueve la mezcla en tu boca y haz gárgaras;
  • Vahos: echa 5 gotas de aceite esencial en una olla de agua hirviendo, tapa la mezcla y deja reposar durante 3 minutos, después destapa la olla e inhala los vapores.
  • Ambientador natural: Coloca un recipiente -es importante que sea resistente al calor- con el contenido de un vaso de agua y 5 gotas de aceite esencial sobre un quemador o cualquier otra fuente de calor (el radiador, la chimenea o la estufa). Así ayudarás a mantener la humedad del ambiente, y además tu hogar o lugar de trabajo quedarán impregnados de tu fragancia preferida.

Aceites y aromaterapia en la historia

Hipócrates, el “padre de la medicina”, ya usaba los aceites esenciales con fines medicinales y practicaba la aromaterapia para sanar el organismo enfermo. Es importante reconocer la influencia de los olores en nuestra vida cotidiana, sobre todo teniendo en cuenta que el olfato es un sentido que se mantiene activo mientras dormimos. Actualmente los múltiples beneficios de la aromaterapia sobre nuestra salud son incuestionables.

Un ritual de belleza económico y eficaz

Durante demasiados años hice uso de la cosmética sintética de química abrasiva, fórmulas revolucionarias, remedios mágicos instantáneos y otras técnicas agresivas que a medio plazo han resultado en una visible atrocidad cutánea. Para resolverlo, he comenzado a incluir los aceites naturales en el cuidado de mi piel. Además prefiero adquirir aceites de prensado en frío con certificación ecológica.

Hidratante facial pieles grasas con tendencia acnéica: 7 gotas de aceite de semillas de frambuesa y 3 gotas de aceite de árbol de té.  El aceite de árbol de té presenta extraordinarias propiedades antisépticas. Te recomiendo que apliques poca cantidad de aceite para evitar una sensación grasienta, masajea bien para que penetre correctamente y tu piel quede suave.

Hidratante para pieles mixtas: 5 gotas de aceite de semillas de frambuesa y 1 cucharadita pequeña de gel de aloe vera. El gel de aloe vera tiene propiedades regeneradoras y antiinflamatorias. Emulsiona el gel y el aceite con tus manos limpias, luego aplica la mezcla sobre tu rostro.

Hidratante regeneradora para pieles secas: 4 gotas de aceite de semillas de frambuesa y 6 gotas de aceite de almendras. El aceite de semilla de frambuesa ayuda a combatir el envejecimiento de la piel y el aceite de almendras es altamente hidratante.

Desmaquillador: empapa un algodón en aceite de oliva o aceite de almendras para retirar el maquillaje. Después lava tu rostro con un jabón suave. Para finalizar, aplica un tónico natural.

Tónico anti-acné: prepara una infusión de tomillo y aplícala sobre la piel limpia con un algodón abundantemente empapado.

Tónico calmante: prepara una infusión de manzanilla y aplícala sobre la piel limpia con un algodón abundantemente empapado. Perfecto para usar después de exfoliar la piel.

Exfoliante facial: mezcla un puñadito de sal del Himalaya con aceite de oliva o de almendras. Aplica la mezcla suavemente por todo el rostro con movimientos circulares, después retírala con agua jabonosa. Se desaconseja realizar más de una exfoliación al mes.

Loción anti-manchas: empapa un algodón en zumo de limón y aplica sobre las zonas manchadas del cutis. Evita totalmente cualquier tipo de exposición solar, esta loción se debe aplicar de noche y preferiblemente durante el invierno.

Hidratante corporal: aún en la ducha, aplica por todo tu cuerpo aceite de almendras a diario.

Hidratante labial: coloca un poco de miel sobre tus labios, también puedes usar manteca de karité.

Hidratante corporal profunda: extiende manteca de karité por todo tu cuerpo. Perfecta después de una exfoliación.

Hidratante reparadora para manos y pies: aplica manteca de karité en manos y pies, después colócate unos guantes/calcetines (mejor de algodón) y deja actuar durante unos minutos hasta que se haya absorbido completamente.

Loción fortalecedora para uñas: mezcla tres gotas de aceite de oliva o de almendras con una gota de aceite esencial de limón, aplica directamente sobre las uñas y masajea.

Para ayudarte a elegir el aceite más adecuado según las necesidades de cada momento, tienes a tu disposición esta tabla que incluye una relación de mis aceites favoritos y su correspondiente beneficio tópico y aromaterapéutico.

Si te han resultado útiles estos consejos, no dudes en compartirlos. Gracias por leer y darle sentido al Club.

 

 

Estiramientos para todos

Estiramientos
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Tenía intención de titular estos consejos como “Estiramientos para torpes”, pero realmente pienso que no es necesario disponer de una destreza ni condición física especiales para estirar.

Los estiramientos están indicados para personas de todas las edades, de hecho existen rutinas de estiramientos para niños y también para mayores de 70 años.

El estiramiento nos aporta numerosos beneficios:

  • Produce bienestar;
  • Previene problemas de rigidez muscular -consecuencia de la vida sedentaria-;
  • Aumenta la movilidad y agilidad de nuestro cuerpo;
  • Reduce la tensión muscular;
  • Desarrolla nuestra conciencia corporal -observamos los  músculos que se estiran en cada movimiento-;
  • Previene lesiones musculares;
  • Y prepara el cuerpo para la práctica de otras actividades como correr, caminar, trabajar en el jardín, montar en bici, nadar, jugar a los bolos, patinar, …

El estiramiento no es una actividad competitiva, para mí es otro punto a favor porque puedo practicarlo de forma relajada.

Incluir una rutina diaria de estiramientos es un hábito saludable que además se ajusta a tu ritmo de vida. Puedes organizar el momento del día, la frecuencia y el tiempo que le quieres dedicar.

Una mini-rutina de 5 minutos puede ser un perfecto ejercicio para realizar en casa al despertar, a media mañana en el trabajo o justo antes de salir a caminar por la tarde.

Si eres de las personas que creen que al día le faltan horas, recuerda que siempre hay alternativas: puedes estirar mientras ves la televisión, mientras lees, cuando viajas en avión, hablas por teléfono, haces fotocopias, …

El libro “Estirándose” de Bob Anderson es una completa guía donde encontrarás mil ideas para elaborar tu propia serie de estiramientos.

En el caso de que te estuvieses recuperando de una lesión es aconsejable que moderes y/o adaptes tus ejercicios.

En la próxima entrada compartiré contigo una tabla ilustrada de estiramientos para cada mañana.

No dejes de estirar ni de compartir.

¡Gracias!

A 12 pasos de la liberación emocional

Tiempo de Lectura: 3 minutos

En Internet hay suficiente información -y desinformación- como para que hayamos descubierto, aceptado e integrado que somos energía. Ya lo comentamos con total libertad, sin presumir de un doctorado en ciencias orientales y sin miedo a que nos condenen por brujería. Afortunadamente sabemos que podemos acceder a nuestro campo magnético para eliminar el malestar físico.

¿Para qué sirven las emociones?

Las emociones surgen para advertirnos que algo está ocurriendo en nosotros. Se distinguen las positivas, que vibran en alta frecuencia, y las etiquetadas como negativas, que vibran en una frecuencia baja. Las emociones “malas” implican sentimientos desagradables, pero se pueden convertir en nuestras mejores aliadas. No te pierdas el estelar papel de Tristeza en la película Del Revés.

Las emociones dejan sensaciones -como la angustia, el desasosiego o la ansiedad- que podemos sentir en nuestro cuerpo. Gracias a ellas, descubrimos aquello que requiere de nuestra atención.

¿Cómo funcionan las emociones?

Primero surge una emoción, como el miedo que nos advierte de un peligro inminente de daño físico. Después, la amígdala toma el control para “salvarnos la vida”. Y hasta aquí, todo tiene sentido.

Lo peculiar del asunto es que podemos sentir miedo, incluso cuando nos encontramos en situaciones que no entrañan un peligro real. También podemos llegar a sentir miedo de forma constante.

En esos casos, la emoción desencadenada es el resultado de algo anterior e interior. Por ejemplo, podemos experimentar fobias o pánicos, que son consecuencia de eventos traumáticos pasados. Otro ejemplo es el sentimiento de inseguridad o indefensión aprendido en la infancia. Creo que todos deberíamos tomarnos el tiempo necesario para resolver esos eventos raíz para mejorar así nuestra calidad de vida.

La hostilidad, la impaciencia, la apatía, la culpa, la insatisfacción y la depresión son sentimientos que interfieren en nuestra vida cotidiana.

En lo que dura el proceso de análisis y resolución del conflicto programante, lo ideal es disponer de herramientas sencillas para paliar los sentimientos que nos incomodan de manera cotidiana.

A lo largo del día llegamos a ignorar multitud de sensaciones que posteriormente somatizamos y que nos suelen pasar factura a medio plazo. Pero no te preocupes, te voy a contar cómo puedes liberarte de esa molesta sensación.

¿Cómo liberarnos de las malas sensaciones?

Ya no tendrás que “tragarte el cabreo” cuando sientas que tu jefe es injusto contigo, ni rumiarlo, ni canalizarlo con el saco de boxeo. Simplemente puedes reconocer la ira en ti y retirarte para gestionarla.

De la mano de la excelente psicóloga María Cervera Goizueta redescubrí una técnica de liberación emocional conocida como  EFT, por sus siglas en inglés (Emotional Freedom Techniques).  Se trata de un método para eliminar el malestar emocional.

Esta técnica consiste en dar ligeros golpecitos repetitivos con la punta de los dedos (hacer tapping) sobre determinados puntos de acupuntura. La finalidad de este método es solucionar el desequilibrio energético.

Técnica de Liberación emocional

  1. Masajea de forma circular los puntos sensibles, mientras te dices en voz alta o mentalmente la frase “Aunque siento (miedo) me quiero y me acepto”. Hazlo de forma pausada y repítelo 2 veces.
  2. Haz tapping con los dedos índice y corazón de las dos manos en el entrecejo mientras repites “Eliminar el miedo, eliminar el miedo”.
  3. Haz tapping con los dedos índice y corazón de las dos manos en los rabillos de los ojos mientras repites “Eliminar el miedo, eliminar el miedo”.
  4. Haz tapping con los dedos índice y corazón de las dos manos bajo los ojos (debajo de las ojeras) mientras repites “Eliminar el miedo, eliminar el miedo”.
  5. Haz tapping con los dedos índice y corazón de una mano bajo la nariz mientras repites “Eliminar el miedo, eliminar el miedo”.
  6. Lo mismo haciendo tapping al principio de la barbilla (bajo el labio inferior).
  7. Repite la frase mientras haces tapping con las dos manos bajo las clavículas.
  8. Repite la frase mientras haces tapping con las dos manos en las costillas (bajo el pecho).
  9. Repite la frase mientras haces tapping con los pulgares de ambas manos bajo las axilas.
  10. Usa una mano para hacer tapping en la punta de los dedos de la otra: en el pulgar, en el índice, en el corazón y en el meñique. Recuerda que debes saltar el dedo anular. Repite la frase en cada dedo.
  11. Después cierra los puños de las manos y golpéalos por su cara interna, este es el punto de kárate. Repite la frase 2 veces.
  12. Finalmente sacúdete “el miedo” del cuerpo y respira con calma.

Con la repetición te resultará más fácil recordar los pasos, y se convertirán en una costumbre que realizarás de forma automática.

Numerosos estudios arrojan datos sorprendentes sobre el éxito del EFT ¡A mí me funciona! Practica esta sencilla técnica y te sentirás mejor. Si quieres saber más sobre psicología energética, te recomiendo los vídeos de Victoria Cadarso.

Gracias por acompañarme. Hazme el favor de compartir, no te guardes el secreto.

¿Cómo descubrir tu propósito de vida?

Tiempo de Lectura: 4 minutos

Si algo tenemos claro en la vida son las cosas que nos desagradan. Sin embargo, nos suele resultar más difícil completar una lista con las que sí nos gustan. La mía incluye los muebles restaurados que quedan superbonitos, recibir buenas noticias, las croquetas de mi madre, las sábanas recién lavadas y una casa con olor a bizcocho.

Un día alguien me preguntó: ¿Qué quieres de la vida? Mi respuesta fue casi automática: conseguir estabilidad laboral, un hogar confortable, libertad financiera y formar una familia. Me di cuenta de que acababa de describir una vida acorde a los estándares sociales establecidos.  Y pienso que no hay nada de malo en ello, si es lo que realmente deseas.

¿Cuál es tu misión en la vida?

Pero mi entrevistador llevó la intención de su pregunta un poco más lejos de lo que yo había entendido: Me refiero a tus pasiones ¿Cuál es tu sueño personal? Yo titubeé un “No sé” atónita al descubrir que nunca me había sentado a evaluar mis deseos del alma. Imagino que con el paso de los años aprendí que ciertas metas estaban fuera de mi alcance. Ya ni siquiera recuerdo en qué momento dejé de soñar.

Después de aquella revelación, una voz interior empezó a susurrarme lo mucho que necesitaba sentarme a reflexionar sobre mis verdaderas pasiones y desvelar mi propósito de vida. Hoy sé que la misión de vida tiene mucho que ver con esas habilidades que solemos tener de forma natural. Esas cosas que siempre se te han dado bien pero a las que apenas atribuyes valor.

Para llegar a una conclusión sincera, me planteé una serie de preguntas que no dudé en contestar con total honestidad.

40 preguntas para descubrirlo

  1. ¿Qué cosas sueles hacer que te hagan sentir invencible?
  2. ¿Por qué cosas otros suelen estarte agradecidos?
  3. ¿En qué crees que eres increíblemente bueno?
  4. ¿Qué te hace más feliz en tu vida diaria?
  5. ¿Cuáles crees que son tus dones naturales?
  6. ¿Admiras a alguien? ¿Quién te inspira? Y ¿Por qué?
  7. Si pudieses elegir cualquier sitio del mundo ¿Dónde te irías de vacaciones? ¿Por qué allí?
  8. ¿Qué es lo que te resulta apasionante?
  9. ¿Cuándo fue la última vez que realizaste un trabajo que superó con creces lo que se esperaba de ti? ¿Qué tarea era? ¿Por qué te esmeraste tanto para terminarlo?
  10. ¿Has perdido alguna vez la noción del tiempo con alguna actividad con la que disfrutabas? ¿Qué estabas haciendo?
  11. Imagina que has ganado 500 millones en la lotería ¿En qué gastarías tu dinero?
  12. ¿Qué harías si supieras que no puedes fallar?
  13. Si pudieras tener o hacer cualquier cosa imaginable ¿Qué sería?
  14. ¿Sobre qué temas sueles discutir o qué asuntos defiendes cuando conversas con otras personas?
  15. ¿Qué creencias o valores son importantes para ti?
  16. ¿Qué es lo que más te preocupa sobre la situación actual que hay en el mundo?
  17. Si tuvieras recursos ilimitados ¿Qué cambiarías?
  18. ¿Qué es lo que más te preocupa sobre las generaciones futuras?
  19. ¿Cómo te gusta ayudar a la gente?
  20. ¿Cuál es la forma más típica en la que ayudas a otros?
  21. ¿Cuál es tu sección favorita en una librería?
  22. ¿Qué revista o diario comprarías en un kiosko?
  23. Si te pudieses permitir cualquier cosa ¿Qué te gustaría aprender? ¿Sobre qué tema te gustaría entender? ¿Qué te gustaría saber?
  24. ¿Recuerdas alguna vez no haber podido dormir bien porque estabas muy emocionado por algo que ibas a hacer al día siguiente? ¿De qué se trataba?
  25. Si pudieras relacionarte con personas de cualquier parte del planeta ¿Con qué clase de personas te relacionarías?
  26. Si tuvieras la total confianza de que tu arte o tu creatividad pudieran ser tu sustento de vida ¿Qué harías?
  27. De todas tus tareas cotidianas ¿Cuál de ellas estarías dispuesto a realizar de forma altruista?
  28. ¿Se te ocurre algún trabajo o actividad que no te importaría realizar gratis?
  29. Si pudieses asistir a tu propio funeral ¿Qué te gustaría oír que dijeran de ti?
  30. ¿Por qué cosas te gustaría que te recordase el resto del Mundo?
  31. Si pudieses hacer lo que quisieras ¿A qué hora te levantarías? ¿Dónde vivirías? Y ¿Con quién?
  32. ¿Te ha dicho algún amigo que eres bueno en un determinado campo o tarea? Si no, pregúntale a 5 amigos cuáles creen que ellos que son tus mayores habilidades. 
  33. ¿Qué temas te suelen interesar?
  34. Cuando navegas por internet ¿Sobre qué temas te gusta investigar?
  35. Si tuvieses recursos ilimitados ¿Cómo vestirías? ¿Trabajarías? ¿En qué? ¿Qué música escucharías? ¿Practicarías deporte? ¿Cuál? 
  36. Cuando eras niño ¿A qué querías dedicarte?
  37. ¿Cuáles son tus profesiones soñadas?
  38. ¿Qué trabajos de otras personas desearías tener? Nombra hasta 5 profesiones.
  39. ¿Qué revolución te hubiera gustado liderar? ¿Para qué?
  40. Si pudieras hacer cualquier cosa en la vida ¿Qué sería?

¡Atrévete a soñar con tus respuestas!

Una vez hayas contestado todas o la mayoría de estas preguntas, analiza si existe algo que se repita. Si te abruma el número de preguntas, dirígete directamente a la 28 y contéstala. Cuando tengas localizada esa actividad, siéntate cómodamente y dedica unos minutos a darle forma mentalmente a tu sueño de vida. Aún no es momento de analizar su viabilidad ni de pensar en un plan para alcanzarlo, simplemente describe tu sueño con todo lujo de detalles y recréalo en tu imaginación.

Un detalle curioso: cualquier sueño que pasaba por mi cabeza cobraba más sentido cuando se trataba de algo que contribuiría a mejorar la vida de otras personas. Y como canta Manuel Carrasco, ¡No dejes de soñar!

Si ya conoces tu sueño de vida, te felicito por ello y te animo a que compartas tu experiencia. Quizás te resulte más fácil descargar el test para contestar las 40 preguntas que te harán reconocer tu sueño de vida. Gracias por acompañarme.

8 estiramientos para tu mini-rutina diaria

Estirando
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Antes de realizar estos ejercicios estáticos de estiramiento activo es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Realiza los estiramientos de forma gradual, debes sentir tensión pero no dolor;
  • Respira lentamente de manera rítmica y controlada;
  • No hagas rebotes.

Esta mini-tabla te llevará solamente 5 minutos y es recomendable realizarla cada mañana al despertar. La primera mitad de los ejercicios los podrás realizar mientras aún estás en la cama.

  1. Túmbate sobre tu espalda, sube la pierna hacia el pecho con el brazo contrario. Mantén la postura durante 15 segundos cada pierna.
  2. Con las rodillas flexionadas, coloca tus manos en la nuca y levanta la cabeza para estirar la parte posterior del cuello y la parte superior de la espalda. Mantén esta postura durante 3 segundos y luego relaja, realiza tres repeticiones.
  3. Extiende los brazos por detrás de tu cabeza y estira la punta de los pies hacia el extremo contrario. Mantén esta postura durante 5 segundos y luego relaja, haz dos repeticiones.
  4. Con las manos relajadas sobre tu pecho, une las plantas de tus pies y flexiona las rodillas para estirar las ingles. Mantén esta postura durante 10 segundos.
  5. Ponte de pie y apóyate contra una pared, flexiona la rodilla y lleva suavemente el talón hacia las nalgas. Sujeta el pie con la mano contraria. Mantén la postura durante 5 segundos cada pierna.
  6. Descansa los antebrazos contra la pared y apoya tu cabeza en las manos. Adelanta una pierna con la rodilla doblada y retrasa la pierna contraria. Mantén esta postura durante 15 segundos con cada una.
  7. De pie, flexiona levemente las rodillas, coloca los pies separados a la altura de los hombros, con la punta hacia delante y sin despegar las plantas del suelo. Mantén esta postura durante 15 segundos.
  8. También de pie, dobla la espalda hacia abajo con las rodillas ligeramente flexionadas con la intención de tocar la punta de los pies.  Mantén esta postura durante 10 segundos. Verás que cada día puedes llegar más abajo sin realizar movimientos bruscos.

mini-tabla

Si sueles llegar al final del día con molestias en el cuello, en la espalda o cualquier otra zona del cuerpo, realiza unos estiramientos extras durante la jornada para eliminar la tensión muscular.

Gracias por leer y compartir.