Las 9 claves definitivas para hacer realidad tus sueños

Es un hecho, siempre encontraremos excusas que nos alejen de nuestros sueños: no tengo formación, ya no tengo edad, yo siempre fracaso, no tengo capacidad, no tengo dinero, no tengo tiempo, no tengo vehículo, tengo muy mala suerte y otros tantos motivos que incluso yo misma he argumentado en alguna que otra ocasión.

Lo sorprendente  del asunto no es que pongamos tal cantidad de excusas, sino que incluso nos las llegamos a creer. Sin embargo, a diario vemos como la experiencia y la vida misma nos demuestran continuamente que la gran mayoría de esas limitaciones son producto nuestra mente agorera:

No tengo formación. Los hermanos Wright abandonaron la escuela secundaria y desarrollaron un impresionante trabajo de ingeniería: el aeroplano. Bill Gates se confiesa un mal estudiante. El notable científico, Albert Einstein aprendió a hablar a los 3 años, sus padres y profesores consideraban que tuvo un desarrollo intelectual lento y además suspendió el examen de ingreso en la Escuela Politécnica de Zurich.

Ya no tengo edad. El olvidado músico cubano Compay Segundo conoció el éxito internacional a los 90 años gracias a la grabación del documental Buena Vista Social Club. Charles Darwin cambió la comunidad científica a sus 50 años con “El Origen de las Especies”. Henry Ford tenía 45 años cuando creó el revolucionario modelo de coche Ford T.

Yo siempre fracaso. Y Thomas A. Edison lo hizo unas 1000 veces hasta que encontró la bombilla que realmente funcionaría. Edison entró en la escuela cuando tenía unos ocho años, y su profesor le expulsó por “incompetente”.

No tengo dinero. Mark E. Zuckerberg no necesitó más que un ordenador y el apoyo de sus compañeros de Harvard para desarrollar la plataforma Facebook ¿La conoces?

No tengo capacidad. El conferenciante y escritor malagueño Pablo Pineda Ferrer, fue el primer europeo con síndrome de Down en terminar con éxito una carrera universitaria

¡No hay más preguntas, señoría! Podríamos seguir durante horas descubriendo historias increíbles sobre personas normales que se atrevieron a hacer cosas increíbles.

Afortunadamente, esas personas suelen estar dispuestas a compartir su receta mágica con el resto de los mortales que aún estamos en vías de realización. Sus recomendaciones nos revelan la existencia de un denominador común, la versión resumida: idea, plan y acción desarrollada en 3 etapas. De forma natural siguieron este concepto de 3×3 para conseguir su sueño de vida.

Estas 9 claves imprescindibles componen el secreto que hará realidad tus sueños, toma nota:

  1. Identifica cuál es tu propio sueño. Tu misión en la vida es una cuestión personal, así que no adoptes los sueños de otros y descubre el tuyo.
  2. Establece un objetivo. Concreta tu sueño de vida con sumo detalle: Si tu sueño es ser famosa/o, define exactamente qué clase de fama querrías. Si tu sueño es ser dueño de un prestigioso restaurante, define qué tipo de comida ofrecería. Si tu sueño es ganar mucho dinero, define la cantidad exacta que quieres conseguir. Incluso puedes establecer una fecha en la que deseas alcanzar tu objetivo. Te sugiero que sueñes “a lo grande”.
  3. Visualiza tu éxito. Quizás este paso no sea tan fácil como parece, necesitarás repetirlo al menos 5 minutos cada día (te recomiendo hacerlo por las noches, antes de dormir). Llevas demasiado tiempo conviviendo con ideas preconcebidas sobre ti misma/o, como por ejemplo: soy un/a simple camarero/a, y es momento de convencerte del nuevo paradigma, que sería: regento un restaurante de éxito. Dedica unos minutos a imaginar que ya has logrado eso que tanto deseas, visualiza lo que haces en tu nueva vida y cómo te sientes al haberlo conseguido. Así es como tu mente generará la química necesaria para hacer “la magia”.
  4. No permitas que otros logren convencerte de lo que no eres capaz de hacer. Ten fé en ti mismo. Intenta rodearte de personas que apoyen tu proyecto y que te puedan ayudar a alcanzar tu sueño de vida. En el camino encontrarás seres que intentarán desmoralizarte diciendo que tu objetivo es imposible, o que tus aspiraciones son demasiado ambiciosas. Considéralo una estupenda noticia, porque cada vez que alguien avecine tu fracaso, sabrás que estás más cerca de realizar tu sueño. En ocasiones, las personas que abandonaron su propósito o simplemente nunca tuvieron uno, se sienten amenazadas por aquellos que, como tú, deciden salir de su zona de confort. Es imprescindible que trabajes en tu autoestima para seguir creyendo en ti y en tus capacidades.
  5. Establece un plan para conseguirlo. Ya sabes lo que deseas y además conoces bien tus talentos y virtudes. Ahora es el momento de determinar la estrategia que te hará conseguir tu sueño. Para ello debes definir lo que puedes ofrecer y la pregunta correcta que debes hacerte es: Para recibir lo que deseo ¿Qué voy a dar yo a cambio? Considéralo tu proyecto de vida.
  6. Divide el plan en metas alcanzables. Ya has planteado tu plan, te parece abrumador -es posible que realmente lo sea- y sientes miedo. No luches para vencerlo, simplemente acepta el miedo y ponte manos a la obra. Necesitarás dividir o incluso subdividir el gran plan en metas menores que te resulten alcanzables. Te sentirás mejor si consigues tachar diariamente alguna tarea de tu lista.
  7. Encuentra la motivación. Para emprender las tareas establecidas necesitarás energía y determinación. Adquiere buenos hábitos diarios y cuida tu salud.  En esta etapa tendrás que realizar los esfuerzos necesarios para alcanzar las metas que te has marcado. Para que la auto-disciplina no se convierta en un sacrificio, necesitarás mantenerte motivada/o. Toma las riendas de tu rutina y celebra tus progresos por mínimos que te parezcan. Es importante  que esquematices tu jornada laboral de una forma realista y responsable: sin sobrecargas ni aplazamientos.
  8. Plan CEl fracaso no existe. Si no alcanzas tus metas, reestructúralas. Puede que tu primer plan no funcione, en ese caso inténtalo de otra manera. Continúa hasta encontrar tu propia fórmula del éxito. No te rindas. Cada “fracaso” es una lección aprendida, porque en cada nuevo intento adquieres experiencia y sabiduría. Si te has equivocado, vuelve al inicio, evalúa lo ocurrido y establece una nueva estrategia.
  9. Haz algo HOY para poner tu plan en marcha. Evita la procrastinación: me pondré con ello cuando esté más tranquila/o, lo haré más tarde.. La pereza es la maestra de los pretextos, no permitas que te invada. El momento oportuno es AHORA. Seguro que en este preciso momento tienes la posibilidad y capacidad de hacer algo que te acerque a tu objetivo.

Ya sabes que puedes lograr lo que te has propuesto. Te recomiendo dos estupendos libros que seguro te ayudarán con ello: Piense y hágase rico de Napoleon Hill y Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen R. Covey.

Si alguien viene a contarte milongas, báilatelas y sigue adelante con tu plan. Gracias por leer y compartir.

Anuncios

Gracias por dejar tus comentarios aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s