8 estiramientos para tu mini-rutina diaria

Antes de realizar estos ejercicios estáticos de estiramiento activo es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Realiza los estiramientos de forma gradual, debes sentir tensión pero no dolor;
  • Respira lentamente de manera rítmica y controlada;
  • No hagas rebotes.

Descarga esta mini-tabla que te llevará solamente 5 minutos y es recomendable para cada mañana. La mitad de los ejercicios los podrás realizar mientras aún estás en la cama.

  1. Túmbate sobre tu espalda, sube la pierna hacia el pecho con el brazo contrario. Mantén la postura durante 15 segundos cada pierna.
  2. Con las rodillas flexionadas, coloca tus manos en la nuca y levanta la cabeza para estirar la parte posterior del cuello y la parte superior de la espalda. Mantén esta postura durante 3 segundos y luego relaja, realiza tres repeticiones.
  3. Extiende los brazos por detrás de tu cabeza y estira la punta de los pies hacia el extremo contrario. Mantén esta postura durante 5 segundos y luego relaja, haz dos repeticiones.
  4. Con las manos relajadas sobre tu pecho, une las plantas de tus pies y flexiona las rodillas para estirar las ingles. Mantén esta postura durante 10 segundos.estiramiento 5
  5. Ponte de pie y apóyate contra una pared, flexiona la rodilla y lleva suavemente el talón hacia las nalgas. Sujeta el pie con la mano contraria. Mantén la postura durante 5 segundos cada pierna.
  6. Descansa los antebrazos contra la pared y apoya tu cabeza en las manos. Adelanta una pierna con la rodilla doblada y retrasa la pierna contraria. Mantén esta postura durante 15 segundos con cada una.
  7. De pie, flexiona levemente las rodillas, coloca los pies separados a la altura de los hombros, con la punta hacia delante y sin despegar las plantas del suelo. Mantén esta postura durante 15 segundos.
  8. También de pie, dobla la espalda hacia abajo con las rodillas ligeramente flexionadas con la intención de tocar la punta de los pies.  Mantén esta postura durante 10 segundos. Verás que cada día puedes llegar más abajo sin realizar movimientos bruscos.

Si sueles llegar al final del día con molestias en el cuello, en la espalda o cualquier otra zona del cuerpo, realiza unos estiramientos extras durante la jornada para eliminar la tensión muscular.

Gracias por leer y compartir.

Anuncios

Gracias por dejar tus comentarios aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s